La vida es un túnel sin salida.

Todo estaba oscuro. No se veía absolutamente nada. Estaba atrapado en un túnel interminable, un túnel que parecía no tener principio ni fin. No tenía conciencia del paso del tiempo. No sentía hambre, ni sed, ni sueño… Era todo tan extraño…

De repente, un chorro de luz me invadió. Las imágenes pasaban a toda velocidad por mi lado. Mi madre, mi padre, regalos, paisajes, playas, la luna, sonrisas, miradas, abrazos, lágrimas… Al principio estaba muy asustado. Las imágenes habían llegado tan bruscamente que casi me había mareado, pero una vez me acostumbré… era una maravilla. El mundo entero estaba pasando ante mí, con sus alegrías y sus penas, lo bonito y lo feo, lo más grande y lo más insignificante…

El tiempo pasaba sin que yo me diese cuenta. Entonces, de pronto, la luz se fue haciendo cada vez más y más tenue… hasta que volvió la oscuridad. Recuerdo las últimas imágenes que vi: madera oscura, tierra, pequeños trozos de cielo…

Y dejé de respirar, de ver, de sentir…

Y llegué al final del túnel.

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Uncategorized

Una respuesta a “La vida es un túnel sin salida.

  1. sergio

    es sencillo me gusta, pero hay algo que no acaba y sigue vivo la conciencia de poner todo esto sobre una pagina web

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s